top of page
Buscar

¿QUE NOS QUEDÓ EN LA MENTE y EL CORAZON? Un homenaje a los que se fueron antes y con rápido vuelo.


¿ QUE NOS QUEDO EN LA MENTE Y EL CORAZON? Un homenaje a los que se fueron antes y en rapido vuelo.


¿Que nos quedó luego de pasar dos años sintiendo la posible partida, la posible despedida, rondando nuestros vecindarios? Sintiendo a la enfermedad cerca (cruel, dramática, silenciosa), paseando cerca de nuestros hogares, paseando cerca de nuestros amigos, seres queridos y compañeros de trabajo. ¿Que nos quedó guardado en la mente, en el corazón, en el cuerpo luego de estos dos años?


¿Sabemos realmente que nos quedó guardado dentro, muy en el fondo?, Nos quedó, que hemos reconocido que somos polvo de estrellas, que somos un viento, somos una parte del todo. Que no podemos vivir solos, sin necesitar de los demás para crecer o para vivir. Nos quedó darnos cuenta que –no-somos intocables, invencibles o irremplazables.


Nos tocó darnos cuenta de que somos el momento, somos ahora, somos el hoy. Nos quedó darnos cuenta, de que nuestros planes son eso “planes” pero la vida nos puede dar otro tipo de momentos, en cualquier momento.


Nos quedó darnos cuenta de que si es real, que necesitamos de los demás, nos quedó muy real dentro del cuerpo (ansiedad y depresión), el miedo a dejar este plano terrenal y dejar lo más querido “acá” y nosotros ya no estar con ellos o con ellas.


Estos miedos los hemos vivido todos y todas y aún han quedado en el aire. Nadie se ha podido escapar, ni usando como escape las bebidas alcohólicas, ni con las fiestas hasta que salga el sol “para relajarte”, ni con los vicios. Puesto que, luego, al despertar esa realidad sigue allí, mirándote de frente a los ojos, tu realidad, tu cuerpo, tu salud mental y emocional.

Nos quedó, el darnos cuenta, de que no tenemos, ni vamos a tener el control de nada, (de nada en esta vida) y habernos dado cuenta de esta forma, repentina, sobrecargada de información, saturada de noticieros, unos al parecer científicos y otros de baja calidad, nos deja aún más impactados. De ver que algunas personas, al parecer sanas, se fueron rápido y sin aviso.


Nos dejó saturados mental y fisicamente de imágenes, de sonidos, de formas y colores, que nuestra mente evade de muchas formas para no saturase o enfermarse. Ha sido siempre importante y ahora aun más el limpiarse de esos datos (innecesarios) y solo observar, escuchar, participar en actividades o información que sea nutritiva a tu mente, tu corazón y tu espíritu.


Nos quedó, darnos cuenta de que lo intangible, lo que no se puede comprar, envasar, es el amor, el cariño, los afectos. Esa gran nutrición invisible que todos necesitamos, aun los más duros, los corajudos, los muy valientes, los protectores de cada familia, también se acercaron, aceptaron un abrazo, una muestra de afecto.

Nos quedó, el miedo en el aire, el no pr agarrar esos elementos de contagio, a "esos microscópicos enemigos” que estaban en el aire, el agua, en el viento. Que más bien se convirtieron sin quererlo, en maestros. Nos enseñaron una necesaria –nueva- vida, el volver a ser más personas, más humanos, a ser más solidarios.


Nos quedó, el miedo al contagio, miedos o rechazo a las personas “que no se cuidan”, el alejamiento a los propios familiares que se rechazan entre sí, porque no quieren abrazare, ni acercarse, por "miedo" a que los contagies.


Pero luego, de reconocer todos nuestros miedos, nos dimos cuenta que en los niños, en los jóvenes, en los chicos y grandes habían diversidad de talentos y habilidades sin reconocer.


Nos quedaron a flor de piel, salieron a flote, emergieron desde el fondo de nuestro ser, grandes burbujas, habilidades emocionales, destrezas de solidaridad, de humanismo, de re-silencia, fortaleza, creatividad, dinamismo, optimismo, formas nuevas de resolver problemas, organización y muchas más. Teníamos los seres humanos, guardadas diversas habilidades para sobrellevar cada semana, cada mes, al final estos dos años, que han pasado.


Nos dimos cuenta de que si teníamos grandes habilidades para abrirnos y ayudar a otros, de ayudarnos entre todos, de darnos animo, apoyo y en todas partes, tu familia, tu trabajo y tu vecindario.


Nos quedó, el darnos cuenta de que si podemos enfrentar esta y otras tormentas que puedan venir, porque esto fue un gran entrenamiento en habilidades emocionales y descubrimiento de fortalezas dormidas. #ansiedadadolescente #temores #fobias #aislamiento #depresion


El manejo de las emociones, el poder expresar como nos sentimos, el poder tener personas a quien poder contar nuestros temores, o lo que necesites en tu hogar o en tu trabajo. El equilibrio mental y afectivo debemos hacerlo primero dentro de la familia, con amigos, con compañeros de trabajo, con las jefaturas, en las empresas, en las escuelas, colegios, universidades, en el comercio, con los emprendedores. #depresion #ansiedad #aislamiento #soledad #insomnio


Cada ser humano, donde viva y donde esté creciendo, debería poder expresar como se siente, como va manejando su vida, luego de estos dos años. Esto es básico, es tan necesario como el oxigeno que respiras, para seguir creciendo como persona.


Esta tormenta de dos años fue severa, debemos arreglar los techos, las cercas, las puertas y ventanas. Debemos reforzar todas nuestras estructuras emocionales y mentales.


Nos quedó el darnos cuenta de que Dios nos presenta muchos caminos y cada uno elije el que considera que esta bien según su nivel emocinal, espiritual y de entendimiento. LO MEJOR ES PODER CONFIAR Y AYUDARNOS ENTRE TODOS, SOLO ASI SE PUEDE SEGUIR CRECIENDO FUERTES Y SEGUROS.


Un abrazo con nostalgia, a los que se fueron antes que nosotros.

Patricia Rubinsein M de Oca. Psicóloga.

Contacto (506) 8306-2149.

Email: rubinstein.psicologa@gmail.com




8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page